Depilación Laser

Nuestra página sobre la depilación láser nace con la intención de informar de forma clara y objetiva, sobre este innovador tratamiento, con el fin de despejar todas las dudas que puedan surgirle a una persona que esté pensando en someterse a ella.

En los siguientes artículos no pretendemos convencer a nadie de las maravillas de los tratamientos de depilación láser. De hecho, intentaremos explicar con todo detalle los riesgos, efectos secundarios y resultados reales de este sistema de depilación, de manera que nuestros lectores puedan contar con la máxima información posible, que les permita tomar la decisión más acertada para sus necesidades particulares.

Si ya tienes claro qué es la depilación láser, en qué consiste y sus ventajas, riegos y contra indicaciones, y tu duda es a qué centro acudir o si comprar tu propia depiladora láser para tratarte en casa, puedes dirigirte directamente nuestro comparador de centros de depilación láser o consultar más información sobre depilación láser en casa.

¿Que es la depilación láser?

La depilación láser es un método que permite la eliminación del vello corporal no deseado. A pesar de que su popularidad está aumentando en los últimos años, muchas personas continúan teniendo multitud de dudas sobre cuestiones como el procedimiento, su seguridad y su efectividad.

Para ello, comenzaremos explicando con los siguientes artículos algunos conceptos básicos sobre este sistema depilatorio.

El vello corporal es tolerado por algunas personas pero odiado por muchas otras. En la actualidad, muchísimos hombres y mujeres desean eliminarlo para ofrecer una mejor imagen física. El proceso de eliminar el vello no deseado puede ser lento, aburrido, cansado y, según el método, doloroso o dañino para nuestra piel.

La depilación láser es un tratamiento que permite la eliminación del vello sin tener que recurrir al rutinario afeitado con cuchillas o a la utilización de cera. Los tratamientos con láser permiten la eliminación de más de un pelo cada vez, por lo que en un breve periodo de tiempo podremos depilar zonas amplias del cuerpo como la espalda, los hombros, las piernas o la cara. Los tratamientos depilatorios con láser son una manera segura, efectiva y rápida de eliminar permanentemente el vello no deseado.

Las terapias de depilación láser requieren de varias sesiones para conseguir un resultado efectivo y procurar los máximos beneficios. El tipo de láser y su configuración serán calibrados por un profesional con el fin de minimizar los riesgos y conseguir los mejores resultados según el caso particular de cada cliente.

Además, el tratamiento con láser daña o destruye los folículos que están en la fase activa de su ciclo de crecimiento. La energía del láser traspasa la superficie de la piel y es absorbida por el pigmento del folículo piloso. Durante el procedimiento, el láser emite pulsaciones durante una fracción de segundo, tiempo suficiente para calentar el pelo e impedir de forma significativa la capacidad de recrecimiento del folículo. Durante la fase de crecimiento, el pelo tiene una gran abundancia de melanina, lo que hace que quede muy afectado por el tratamiento con láser.

Por ello, la depilación láser no sólo elimina de forma eficaz el vello visible sino que interrumpe el proceso de crecimiento de nuevo vello, por lo que se revela como un tratamiento efectivo para el control del vello no deseado.

En qué consiste la depilación láser

La depilación láser funciona utilizando poderosos rayos de luz que penetran en la piel y actúan sobre los grupos de folículos de pelo, calentando su estructura interna y destruyendo su capacidad de producir nuevo vello. El láser emite un poderoso rayo durante una fracción de segundo, justo el tiempo suficiente para vaporizar el pigmento del folículo minimizando el daño a la piel circundante.

Hay una gran variedad de tratamientos de depilación láser que pueden adecuarse a las diferentes tonalidades de piel y pelo. Los mejores resultados pueden verse en las pieles ligeramente claras con vello oscuro y fuerte pero se han conseguido buenos resultados en todo tipo de pieles y pelo.

El láser sólo funciona, inhibiendo su capacidad de crecimiento, sobre los folículos activos que estén en fase de crecimiento. Como no todo el vello de la zona tratada puede encontrarse en esta fase, es posible que el tratamiento no pueda actuar sobre él e inhibir su crecimiento.

Por ello, las áreas del cuerpo han de ser tratadas entre seis y doce sesiones para conseguir resultados de eliminación del vello que pueden mantenerse de uno a diez años. Además, aunque hayamos tratado los folículos de un área determinada, la edad o las hormonas pueden provocar un recrecimiento. A pesar de ello, incluso si vuelve a producirse un recrecimiento del vello, éste siempre será más débil y de color más claro que el que teníamos antes del tratamiento.

El número de sesiones que vamos a necesitar dependerá de nuestro tipo de piel, color, fuerza y densidad del vello que deseamos eliminar y del área especifica que queramos tratar.

Como hemos dicho, el tratamiento funciona mejor en personas de piel clara y cabello oscuro. Las personas con piel oscura o las que tienen vello de color rojo, gris, rubio o blanco no responderán tan bien al tratamiento con láser, aunque se podrán conseguir buenos resultados con un mayor número de sesiones.

Se considera que los resultados de la eliminación del vello corporal conseguidos mediante la depilación láser no son permanentes, sin embargo, los estudios han demostrado que se consiguen unos resultados más duraderos que con cualquier otro método depilatorio.

Quién puede hacerse la depilación láser

Si estamos planteándonos la posibilidad de someternos a un tratamiento de depilación láser, es muy probable que estemos preguntándonos si somos unos candidatos adecuados para ese tratamiento y qué resultados podemos obtener con él.

El tratamiento de depilación láser obtiene resultados diferentes dependiendo del tipo de piel que tengamos y del color del vello que queramos tratar.

La depilación láser funciona emitiendo rayos de luz que traspasan la piel y llegan hasta el folículo, calentando el pigmento de melanina de dicho folículo e inhibiendo su capacidad de crecimiento. Por ello, cuanto más clara sea la piel, más fácil le resultará al láser atravesarla y, cuanto más oscuro sea el pelo, encontrará más melanina sobre la que actuar. Esa es la razón de que no todas las personas respondan de igual manera al tratamiento con láser y que los mejores resultados se consigan en personas que tengan la piel clara y el vello oscuro.

Dependiendo por tanto de nuestro tono de piel y color de pelo, necesitaremos más o menos sesiones de depilación láser. Cuanto más oscura sea nuestra tonalidad de piel, más sesiones necesitaremos. Asimismo, la gente con cabello rojo, gris, rubio o blanco responderá con más dificultad al tratamiento con láser, ya que no hay pigmentación oscura en los folículos sobre la que puedan actuar las pulsaciones de luz del rayo láser.

Últimos avances en depilación láser

La utilización del láser como procedimiento estético para la eliminación del vello corporal no deseado es un concepto relativamente nuevo y, por ello, hay todavía mucha discusión y necesidad de investigación acerca de su eficacia y seguridad. Los estudios científicos realizados sobre este tema han supuesto, además, nuevos avances tecnológicos que ofrecen nuevas opciones para la utilización de esta tecnología.

En los últimos años se han sucedido las investigaciones sobre este campo que han cubierto aspectos como la manera en la que el vello es eliminado por el láser, especificaciones de seguridad, efectos secundarios y comparaciones de los resultados de los diferentes tipos de láser en los diferentes tipos de piel. Se han realizado informes enfocados a la seguridad, la reducción del dolor y de los efectos secundarios y la consecución de resultados para gente con el pelo claro. Muchos de estos informes pueden ser consultados libremente en Internet.

El láser lleva siendo usado legalmente como procedimiento para la eliminación del vello corporal no deseado desde el año 1996. Desde ese momento los avances en tecnología láser han sido continuos, consiguiendo el desarrollo de nuevos sistemas de tratamiento con láser. Los láseres de larga pulsación son un descubrimiento reciente que se usan ya habitualmente para los tratamientos de eliminación del vello. Otros sistemas descubiertos recientemente son el láser rubí, el láser alejandrita, el láser diodo o el ND-Yag.

¿Es permanente la eliminación del vello con la depilación láser?

Una de las cuestiones que más preocupan a la gente que está planteándose si someterse a un tratamiento de depilación láser es saber si los resultados serán permanentes o si tendrá que someterse a este tratamiento de forma continuada.

La mayoría de tratamientos con tecnología láser para la eliminación del vello corporal no deseado que están disponibles han sido diseñados como un método de eliminación del vello cuyos resultados se mantendrán durante varios años tanto en hombres como en mujeres. Después del tratamiento, existe la posibilidad de que algo de vello vuelva a crecer, tanto por causas hormonales como de edad. Por ello, a pesar de que el tratamiento de depilación láser está considerado como una solución a largo plazo que consigue mejores resultados que otros métodos depilatorios, no puede hablarse de resultados permanentes de por vida por razones legales.

Los resultados pueden variar de unas personas a otras y el plazo de duración de los resultados dependerá de cómo haya respondido la persona al procedimiento de depilación láser. Se han visto mayoritariamente resultados permanentes en la eliminación del vello en las personas que se han sometido a un procedimiento de depilación láser. Cuantos más tratamientos hayan seguido, más posibilidades hay de que los periodos libres de vello se alarguen.

Sin embargo, en algunas ocasiones los folículos tratados pueden producir un nuevo crecimiento del vello y, por ello, será necesario repetir las sesiones en el futuro para mantener los resultados.

Es importante además asegurarse de seguir todas las sesiones que haya marcado el profesional que está administrándote las sesiones de depilación láser. Esto te asegurará que consigas los mejores resultados posibles en la eliminación del vello corporal y que estos resultados se mantengan en el tiempo el máximo plazo posible. De hecho, las posibilidades de conseguir unos resultados a largo plazo sin haber completado las sesiones marcadas son muy pequeñas.

Ventajas y desventajas de la depilación láser

En esta apartado comentaremos las ventajas que ofrece la depilación láser, como pueden ser su seguridad, sus resultados a largo plazo y su rapidez. También explicaremos las principales desventajas que ofrece este método, entre las que podemos citar su precio o las dificultades que tienen algunas personas para conseguir buenos resultados, dependiendo del color de su piel y de su vello.

Estudiaremos también los efectos secundarios que pueden aparecer, clasificándolos según su frecuencia de aparición y su gravedad, y las contraindicaciones médicas que pueden tener algunas personas y que dificultan o imposibilitan que se sometan a un tratamiento de depilación láser.

Además, abordaremos la cuestión de si la depilación láser ofrece resultados permanentes. A pesar de que muchos centros estéticos están vendiendo este método como definitivo, las posibilidades de un recrecimiento existen, por lo que es muy posible que se necesiten sesiones de mantenimiento para mantener unos resultados satisfactorios. Dedicaremos por ello un artículo a analizar las causas de ese recrecimiento del vello.

Por último, trataremos el tema del malestar y el dolor en el tratamiento de depilación láser. Analizaremos las causas y situaciones en las que este tratamiento puede resultar doloroso y comentaremos posibles soluciones que deberías comentar con el especialista para disminuir al mínimo las molestias del tratamiento. También hemos incluido un artículo que puede servirte de orientación para minimizar los riesgos de la depilación láser.

Ventajas de la depilación láser

La depilación láser es un método no invasivo que no requiere agujas o cremas con componentes químicos para la eliminación del vello corporal no deseado y que se ha demostrado eficaz para eliminar de forma progresiva o incluso permanente el pelo de casi cualquier parte del cuerpo. Por ello, se ha convertido en el tratamiento de elección de muchos hombres y mujeres.

Entre sus ventajas más importantes podemos destacar:

  • Es una técnica segura si se aplica adecuadamente.
  • Es menos dolorosa que otros métodos depilatorios.
  • En muchos casos se consigue una eliminación del vello a largo plazo o permanente.
  • Se puede utilizar para eliminar el vello de amplias zonas del cuerpo como la espalda o las piernas.
  • Es un método rápido y preciso que permite la eliminación de hasta el noventa por ciento del vello en 4/8 sesiones.
  • En los casos en los que el pelo vuelve a crecer, éste es mucho más fino y débil.
  • Es la técnica que los especialistas recomiendan a las mujeres con problemas hormonales.
  • No estimula el crecimiento del pelo, al contrario de otros métodos.
  • Deja la piel rejuvenecida, tersa y suave.
  • A pesar de que no es un método barato, puede considerarse que, al ser sus efectos a largo plazo, acaba resultando una buena inversión, ya que no necesitaremos gastar más dinero en otros métodos depilatorios en el futuro, ni seguiremos invirtiendo nuestro tiempo para lograr librarnos del vello indeseado.

Contraindicaciones de la depilación láser

Para la mayoría de la gente la depilación láser es un procedimiento seguro y efectivo pero existen una serie de contraindicaciones que deben ser tenidas en cuenta antes de decidir someternos a un tratamiento de este tipo. Algunas de nuestras condiciones deben ser estudiadas previamente para reducir el riesgo de efectos secundarios y decidir si es necesario tomar alguna medida previa al comienzo de las sesiones de depilación láser.

A continuación expondremos una lista de las condiciones médicas que pueden contraindicar un tratamiento de depilación láser:

  • Hirsutismo: El hirsutismo es el exceso de vello corporal. Puede ser un síntoma de una enfermedad médica relacionada con alguna anomalía hormonal, como por ejemplo el síndrome de ovario poliquístico. Si padeces hirsutismo, es conveniente que contactes con tu médico para que pueda diagnosticar correctamente el problema hormonal que subyace a tu exceso de vello y tratarlo adecuadamente.
  • Infecciones virales de herpes simple que sean crónicas o estén activas: En caso de sufrir alguna infección de este tipo, debes comunicárselo al especialista que va a aplicarte la depilación láser. Es conveniente que antes de comenzar el tratamiento pases varios días tomando medicación antiviral y que continúes el tratamiento al menos una semana más. Esto es primordial si sufres lesiones víricas en el área que planeas someter a la depilación láser.
  • Hipercicatrización: El especialista podrá informarte de los problemas que puedes tener si tu piel resulta dañada por el láser durante el tratamiento y aconsejarte sobre la conveniencia de iniciar o no dicho tratamiento.
  • Pieles quemadas o dañadas: Si tu piel está quemada por el sol o has tenido alguna cirugía como peelings químicos o cirugía láser, estos tratamientos no deben ser llevados a cabo.
  • Otras condiciones médicas que deben ser evaluadas con precaución son la soriasis, los problemas sanguíneos o las reacciones alérgicas severas.
  • Los medicamentos que estés consumiendo también pueden interferir en el tratamiento. El Accutane debe ser interrumpido seis meses antes de comenzar la depilación láser, ya que causa alta sensibilidad en la piel. Hay también drogas fotosensibles que se activan por la luz ultravioleta y que pueden estar contraindicadas. Los esteroides, los antibióticos y los analgésicos también pueden interferir en el tratamiento. .

Por ello debes informar al especialista que vaya a practicarte el tratamiento de tu historia médica y los fármacos que consumes en la actualidad. Con esta información el especialista podrá usar su experiencia y buen juicio para hacer el proceso lo más seguro posible para tu caso y decidir si tu condición física podría estar en riesgo por el tratamiento con láser.

También debes informar al especialista de cualquier procedimiento depilatorio que hayas llevado a cabo recientemente, como el uso de cera. Esto es importante ya que, para conseguir unos resultados óptimos con la depilación láser, es necesario que tengas folículos pilosos. Si te has depilado con cera recientemente o has utilizado algún otro procedimiento que arranque el pelo de raíz (como las pinzas), esto evitará que el tratamiento con láser pueda obtener buenos resultados.

Desventajas de la depilación láser

La depilación láser se considera hoy en día una de las técnicas más avanzadas y con mejores resultados para la eliminación del vello. Por ello, las clínicas y centros estéticos están promocionándola como el “método definitivo”, haciendo hincapié sólo en sus aspectos positivos. Sin embargo, existen una serie de inconvenientes que debemos tener en cuenta:

  • Algunos pacientes experimentan un recrecimiento del pelo, siendo necesarias más sesiones.
  • Pueden producirse algunos efectos secundarios que, aunque raros, pueden revestir gravedad. Entre los más importantes está el daño producido a la piel en forma de cicatrices, quemaduras, manchas o rojeces.
  • El proceso no es muy efectivo sobre el vello de color claro (rubio o rojo) y sobre los que no tienen pigmentación (blanco o gris).
  • No puede aplicarse en el área de las cejas ya que puede causar daño ocular.
  • Sus resultados sólo alcanzan el 80 o 90% de eliminación del vello, por lo que no se podría hablar de método definitivo.
  • Para que este proceso sea seguro y efectivo debería ser aplicado por un doctor que utilizase equipos de última tecnología.
  • Este tratamiento resulta más caro que otros métodos depilatorios.
  • Las hormonas masculinas hacen que el pelo de los hombres crezca con mayor rapidez, por lo que necesitarán acudir a más sesiones de mantenimiento.

Efectos secundarios de la depilación láser

El tratamiento depilatorio con láser es generalmente un procedimiento seguro cuando es llevado a cabo por un profesional cualificado y experimentado. De todos modos, existen riesgos y efectos secundarios asociados a la depilación con láser. Si sientes cualquiera de estos efectos secundarios, debes ponerlo en conocimiento inmediato del profesional que está administrándote el tratamiento. Los efectos secundarios pueden agruparse en diferentes categorías:

Efectos secundarios normales de la depilación láser:

Es normal experimentar ciertos efectos secundarios menores después del tratamiento. Dentro de esta categoría podemos incluir:Inflamación del folículo tratado durante alrededor de tres días.Dolor, hormigueo o entumecimiento.Picor en el área tratada.Enrojecimiento de la zona tratada: Este efecto secundario es muy común entre la gente que se somete a un tratamiento de depilación láser y suele durar unos tres días. La exposición al láser puede crear una herida en la dermis que hace que la zona se enrojezca. Este efecto puede reducirse enfriando la zona después del tratamiento.

Efectos secundarios temporales de la depilación láser:

Estos efectos desaparecen después de un corto periodo de tiempo que puede variar según el caso desde unos días hasta semanas o incluso meses.

Pueden ser los siguientes:

Enrojecimiento del área después del tratamiento.

Inflamación del área tratada.

Ampollas en la piel del área tratada: Esto puede ser causado por haber utilizado una frecuencia del láser mayor a la que requería tu tipo de piel. Los aparatos actuales utilizan sistemas de enfriamiento que han reducido este riesgo.

Hipopigmentación: Este efecto suele darse en la gente con piel oscura que se ha sometido a múltiples tratamientos. Es temporal en la mayoría de los casos.

Enrojecimiento del área después del tratamiento.

Efectos secundarios serios de la depilación láser:

Hay algunos efectos secundarios serios en el tratamiento de depilación láser que puedes experimentar. Son de mayor gravedad y duración que los habituales y temporales y pueden causar problemas si no son tratados de la manera adecuada.

Dichos efectos son los siguientes:

Cicatrización: Las cicatrices eran en el pasado el peor efecto secundario que podía producirse, ya que no podían ser borradas. La principal causa de la cicatrización es el láser en sí mismo, aunque una infección después del tratamiento también puede causar la creación de tejido cicatrizal. Los sistemas de depilación láser basados en pulsos han minimizado el riesgo de cicatrización tras el tratamiento.

Hiperpigmentación: Consiste en el oscurecimiento de la piel. Puede ser causada por un incremento en la producción y almacenamiento de pigmentación bajo la piel y es más habitual desarrollar este problema si la persona está habituada a broncearse o si por naturaleza tiene una piel oscura. Los efectos son por lo general temporales y pueden tratarse con agentes blanqueadores.

Quemaduras: Las quemaduras en la piel tratada son un grave efecto secundario pero, afortunadamente, no son frecuentes. Pueden ser tratadas proporcionando a las heridas los cuidados adecuados.

Daños oculares debidos al láser: El tratamiento con láser puede provocar heridas en los ojos. Por ello, la seguridad de los ojos durante el tratamiento resulta imprescindible. Debes llevar una protección en los ojos adecuada a la longitud de onda del láser que prevenga que los ojos entren en contacto directo o indirecto con el láser y evitar así cualquier tipo de daño ocular.

Infección de las heridas: La infección de las heridas sólo ocurre cuando la epidermis de la piel resulta dañada. En estos casos las bacterias, virus y hongos pueden provocar una infección por lo que se deben usar cremas antibióticas o antivirales para minimizar el riesgo de infección después del tratamiento.

Efectos secundarios poco habituales de la depilación láser:

Existe la posibilidad de experimentar algunos efectos secundarios raros. Son muy poco comunes pero conviene tenerlos en consideración.

Entre ellos podemos incluir:

Hematomas en las áreas tratadas.

Infección.Púrpura: Este efecto es causado por el sangrado bajo la piel, lo que hace aparecer una erupción de color rojo o púrpura. Puede ser causado por daños en la pared de algún vaso sanguíneo. Usualmente es un efecto temporal que desaparece al de tres o cinco días. De todos modos, si notas este efecto debes ponerlo en conocimiento de un médico o del especialista que está administrándote el tratamiento de depilación láser.

Postillas: La aparición de costras o postillas puede ocurrir después del tratamiento con cierto tipo de láser y suele deberse a haber tratado en exceso una determinada zona. Debe ser tratado con cuidados postoperatorios, sobre todo si han aparecido después de un tratamiento con láser alejandrita o láser de rubí de largas pulsaciones.

Posibles causar del crecimiento del vello tras la depilación láser

A pesar de que el tratamiento de depilación láser está concebido para inhibir la capacidad de los folículos de generar nuevo vello y que, por lo tanto, consigue resultados a muy largo plazo, hay ocasiones en las que el vello vuelve a surgir y que requerirán de la aplicación de nuevas sesiones.

Los cambios en nuestro cuerpo, como los que ocurren durante el embarazo o la menopausia, pueden causar que los folículos pilosos cuyo funcionamiento había quedado inhibido vuelvan a reactivarse y que el vello eliminado reaparezca. Esto se debe a los cambios en los niveles de hormonas en nuestro cuerpo que tienen lugar en esas épocas. No solamente en estas situaciones podemos sufrir este resurgimiento. Cualquier persona con desequilibrio hormonal puede experimentarlo. Los niveles excesivos de testosterona o andrógenos en las mujeres pueden causar que el vello crezca en zonas tan embarazosas como la cara y los tratamientos de depilación láser pueden ayudarlas a reducir su crecimiento. Sin embargo, si los niveles de hormonas continúan alterados, el crecimiento del pelo continuará, por lo que será necesario contactar con un médico que pueda ayudarnos a diagnosticar y tratar el problema.

El estado en el que se encontrasen los folículos dentro de su ciclo de crecimiento también puede resultar determinante para el crecimiento posterior del vello. Para que el tratamiento sea efectivo, el láser debe actuar sobre un folículo activo e inhibir su capacidad de crecimiento. El tratamiento no tiene ningún efecto sobre los folículos “dormidos” y estos pueden activarse después del tratamiento y dar lugar a un crecimiento del vello. En estos casos se hace imprescindible aplicar nuevas sesiones de depilación láser para poder “desactivar” estos folículos y conseguir de nuevo la eliminación total del vello y la inhibición de esos folículos activos, de manera que consigamos resultados óptimos a largo plazo.

Malestar y dolor tras la depilación láser

El malestar que se siente durante y después del tratamiento de depilación láserdepende de cada caso individual y varía de persona a persona. La mayoría de las personas que se han sometido a este tratamiento encuentran el proceso menos doloroso que otros métodos depilatorios. Incluso hay mucha gente que dice no experimentar ningún dolor en absoluto.

Es posible que experimentes algo de dolor, debido a que los folículos pilosos están rodeados de terminaciones nerviosas que son estimuladas por el láser, provocando una sensación dolorosa.

El tamaño del área que hayas elegido para el tratamiento también influye en el grado de malestar o dolor. Si el área seleccionada para el tratamiento es pequeña, sentirás menos malestar y será mucho más fácilmente tolerable que si eliges un área más grande. Por ello, es recomendable comenzar por zonas pequeñas y, si encontramos que el dolor es fácilmente soportable, ir pasando a zonas cada vez más amplias.

El tipo de piel y pelo también afectará al nivel de malestar que experimentarás. Si tu piel es oscura, tendrás más pigmento en la piel y el pelo que las personas con piel clara. Como el láser es atraído por la pigmentación de la piel, es más fácil que sientas malestar. Por ello, las personas con piel oscura y vello grueso son las que más malestar experimentan.

El dolor provocado por el tratamiento de depilación láser normalmente desaparece en cuanto termina la sesión. Además, el dolor y el malestar suelen ir haciéndose más tolerables con cada sesión de tratamiento que superes.

Mucha gente encuentra el dolor provocado por la depilación láser fácil de tolerar pero, si en tu caso encuentras difícil aguantar el malestar, existen algunas opciones que puedes discutir con la persona encargada de administrarte el tratamiento. Algunos métodos para controlar el malestar son las siguientes:

  • Cremas anestésicas: Son muy utilizadas para ayudar a controlar el malestar causado por el tratamiento con láser. Normalmente se aplican treinta minutos antes del comienzo del tratamiento para permitir que hagan su efecto.
  • Analgésicos orales: Se pueden tomar justo antes de empezar con el tratamiento y ayudan a reducir las sensaciones de dolor o malestar.
  • Administración de frío durante o después del tratamiento: La aplicación de frío durante o después del tratamiento produce un alivio inmediato de la piel, ayudando a disminuir la sensación de malestar.
  • Anestesiar la zona a tratar con hielo antes del tratamiento: Usar hielo justo antes de comenzar el tratamiento puede entumecer la zona y hacer que el malestar sea mucho más fácil de tolerar. .

De todos modos, si encuentras que los niveles de dolor son intolerables para ti, el especialista puede reducir la configuración de la intensidad del láser. Esto debería hacer que el malestar disminuyese y que el procedimiento te resultase más tolerable, pero puede afectar a los resultados que esperabas obtener.